Recibe todos nuestros artículos en tu email:

"Entrena inteligentemente y estarás libre de lesiones para alcanzar tus metas"

Método J.A. Redolat

Método J.A. Redolat

Metodología de entrenamiento revolucionaria.

Todos los niveles, desde iniciación a élite.

Minimiza lesiones y maximiza rendimiento.

Sistema Desarrollado por J.A. Redolat.

Plan de entrenamiento 100% personalizado.

Acceso a la plataforma de entrenamiento.

Calendario con entrenamientos diarios.

Feedback personal con tu entrenador (Mailbox).

Recursos digitales y guías de ejercicios.

Recibirás en tu mail consejos y comentatios que te ayudarán en tu día a día a ser mejor atleta.

Descansar o Entrenar con resfriado

¿Es conveniente entrenar con resfriado?

¿Cuántas veces has pensado en entrenar con resfriado? Hoy queremos hacer un breve comentario sobre la idoneidad o no de ejecutar entrenamientos en caso de estar resfriados, acatarrados, resfriados…

Lo habitual es que los corredores quieran seguir entrenando incluso con un estado febril encima de su organismo, tienen temor a perder sesiones de entrenamiento. Piensan que es mejor entrenar estando enfermo antes que descansar para recuperarnos pronto del constipado.

Entrenar constipado?

Entrenar con constipado

Desde nuestro punto vista y lo que recomendamos es que cuando un deportista está enfermo debe de descansar. Con el objetivo de recuperarse lo antes posible y poder volver así a la rutina habitual de entrenamientos.

Tanto nosotros como otros muchos entrenadores y médicos, hemos podido comprobar que cuando se llevan a cabo sesiones de entrenamiento estando enfermos, lo que se consigue es acentuar la malaltia. Y alargar el periodo en el que no podemos entrenar en plenitud de condiciones. Como resultado de todo esto, lo que conseguimos es penalizar nuestra preparación.

Si nos encontramos mal un martes y tenemos fiebre, lo aconsejable es descansar martes y miércoles. En la mayoría de casos el proceso febril el jueves ya lo habremos superado y es entonces cuando podemos retomar los entrenamientos con un ritmo suave. Por ejemplo el jueves haríamos 30’-40’ a ritmo muy cómodo más una sesión de estiramientos. Y desde este día ir incrementando la intensidad y volumen de manera progresiva escuchando a nuestro cuerpo.

Por contra si entrenamos este martes y miércoles estando malos, es más que probable que estemos acentuando la enfermedad. Y hasta el sábado-domingo no podremos entrenar con unas sensaciones medianamente buenas.

Recordar que más vale parar a tiempo y recuperar, antes que obsesionarse con entrenar estando enfermos y provocando un retroceso en nuestro proceso de mejora del entrenamiento. Nuestros cuerpos no son máquinas, hemos de escucharlos y hacerles caso.

Cuando os sintáis resfriados recordar estos comentarios, estamos seguros que os serán de ayuda.

>>

¿Quieres superar tus retos 5K, 10K, Media Maratón, Maratón, etc.? No lo dudes y pídenos un plan de entrenamiento."

Regístrate + Info

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres evitar lesiones y correr más rápido?

Suscribete a nuestra lista de mail para recibir nuestros consejos sobre entrenamiento, ejercicios para evitar lesiones, nuestras guías de fortalecimiento en pdf,...